Categoría: – CHAOS

puerta del cielo

puerta del cielo

PUERTA REAL (INTERVENCIÓN SOBRE PUERTA)
Instalación.1998
LETRAS DE VINÍLO ADHERIDAS SOBRE AMBOS BATIENTES DE UNA PUERTA DEL LUGAR.

PUERTA REAL (INTERVENCIÓN SOBRE PUERTA)
Instalación.1998
«JUDÁ LEÓN SE DIO A PERMUTACIONES DE LETRAS Y A COMPLEJAS VARIACIONES Y AL FIN PRONUNCIÓ EL NOMBRE QUE ES LA CLAVE, LA PUERTA, EL ECO, EL HUÉSPED Y EL PALACIO.»
JORGE LUIS BORGES. EL GOLEM.
puertade lo místico

puertade lo místico

PUERTA DE LO MÍSTICO
Instalación.1998
MARCO DORADO A LA HOJA, CON IMÁGENES DE ADORACIÓN Y CULTO; CAJA DE ACRÍLICO CON ESPEJO BIFAZ; VELAS.

PUERTA DE LO MÍSTICO
Instalación.1998
» LA SOMBRA DE LA MUERTE, LOS DOLORES Y TORMENTOS DEL INFIERNO SE SIENTEN INTENSÍSIMAMENTE, Y ESTO PROVIENE DE LA SENSACIÓN DE HABER SIDO ABANDONADO POR DIOS…UNA APRENSIÓN TERRIBLE SOBREVIENE (AL ALMA)) DE QUE ASÍ ESTARÁ POR SIEMPRE… SE VE A SÍ MISMA ENTRE MALES OPUESTOS, IMPERFECCIONES MISERABLES, LA SEQUEDAD Y EL VACÍO DE LA COMPRENSIÓN, Y EL ABANDONO DEL ESPÍRITU EN LA OSCURIDAD.»
LA NOCHE OSCURA DEL ALMA. SAN JUAN DE LA CRUZ.
puerta de la pasión

puerta de la pasión

PUERTA DE LA PASIÓN
Instalación.1998
CAJA DE ACRÍLICO CON PLUMA, ESPINAS Y TERCIOPELO; PÉTALOS DE ROSAS; ELECTROCARDIOGRAFÍA.

PUERTA DE LA PASIÓN
Instalación.1998
«LOS ÚNICOS DEMONIOS DEL MUNDO SON AQUELLOS
QUE CORRETEAN EN NUESTROS CORAZONES. ALLÍ ES DONDE SE DEBE DAR BATALLA.»
M. GANDHI
puerta de la vida y de la muerte

puerta de la vida y de la muerte

PUERTA DE LA VIDA Y DE LA MUERTE
Instalación.1998
CAJA DE ACRÍLICO CON HUESO, PLUMAS BLANCAS, Y TEXTO EN RELIEVE TRANSPARENTE.

PUERTA DE LA VIDA Y DE LA MUERTE
Instalación.1998
«EL HIERRO CURA LO QUE LOS REMEDIOS SON INCAPACES DE CURAR.
Y EL FUEGO CURA LO QUE NO ALCANZA A CURAR EL HIERRO. LO QUE NO SE CURA CON REMEDIOS, CON EL HIERRO,
NI CON EL FUEGO, DEBE CONSIDERARSE COMO INCURABLE.»
HIPÓCRATES.
puertas

puertas

«Una puerta, en el afán de cumplir su cometido, recrea casi siempre, el ejercicio constante de la memoria, donde se forman y resuelven casi totalmente, los reflejos de quién la abre o cierra, quién entra o sale; y lo que iba a ser un acto mecánico, se torna peligroso, en busca de respuestas, ¿entrar o salir?

Pero lo real, es que en esa línea habitan ciertos modos que asoman justo en el momento en que la soledad pone a prueba el animal desobediente que somos.
Atravesamos una puerta, y lo primero que llega es la reflexión, luego toda la cadencia de una agonía dejada en las espaldas para cumplir un ciclo de acciones repetidas, que es lo que descansa más tarde en la energía del lugar al que entramos o salimos.

Nunca podremos descifrar la sensación estática de ser el tiempo. Porque en esos umbrales habita la tiranía del disgusto, el desencuentro, la renuncia, los emprendimientos, la sustitución y la calma.
El caos tiene otro camino; nos remueve cada vez, sacando las acciones más inesperadas, conteniéndonos, a veces, el dasafuero de cruzar como fantasmas las paredes y la lluvia.

Su orden es una condición mental, que dispone la lógica del inconsciente. Aprendemos entonces el sabor de las estrategias haciéndonos contrarios al círculo común de acciones diarias, que componen un camino de marcas preconcebidas.

Habita el caos detrás de cada puerta; pero traemos una ordenanza ritual antes de atravesarlas, salir o entrar, abrir o cerrar, y nos hacemos soberbios y neutrales, nunca sabemos lo que engendra cada puerta; sólo creemos imaginarlo como lo imaginamos todo, hasta hacerlo realidad»
Memoria del caos. Nelson Martínez.

Puertas como instancias de transición.
He instalado tres puertas-objeto en un espacio que como una de sus características posee gran cantidad de puertas y ventanas, permitiéndome contrastar tres caminos a recorrer, planteados justamente a partir de tres puertas que físicamente no abren ni cierran ningún espacio y que solamente pueden ser atravesadas metafóricamente, entrando a un espacio plástico, apelando a los climas afectivos, a los registros mnémicos.

1998
memoria del caos

memoria del caos

MEMORIA DEL CAOS
Fotografía.2001
«el caos puede ser organizado exactamente como el no-caos»
Eva Hesse.
En esta serie me he propuesto trabajar sobre algunos aspectos del «caos urbano» como el reconocimiento / borramiento de los límites, la invasión de territorios, la transgresión y la aceptación de reglas. En fin, el «posible orden del caos». Creo que ante un gesto que podría leerse como caótico o transgresor se juega la historia (como estructura inconsciente) del espacio tradicional en el que el marco de las puertas funciona como un campo delimitado donde organizar un discurso, Pero al mismo tiempo, este gesto supone una extralimitación, una violación, en tanto invade no sólo el espacio público, sino la propiedad privada. Entonces, el supuesto «caos» se plantea en primer termino en la imagen gráfica (ya que son escrituras o mensajes indescifrables, superpuestos, codificados), luego en el paisaje urbano (ya rebosante de carteles de todo tipo), pero más claramente en la acción física de apropiación transitoria e invasiva de un lugar ajeno. Y no cualquier lugar. La puerta tiene una carga particular de por sí; es un límite entre dos instancias, entre dentro y fuera de, pero con la posibilidad de transitarlo y de cruzarlo. Una puerta marca un límite físico, pero también metafórico.

………………………………………..

MEMORY OF THE CHAOS
Photography.2001
«el caos puede ser organizado exactamente como el no-caos»
Eva Hesse.
In «Memory of the chaos», I´ve planned to work about some aspects of «urban chaos» like recognition/erasure of the limis, invassion of territories, the limits between public and private, transgression and acceptance of rules.

Intervención directa sobre fotografía.
Soporte: Papel fotográfico.
Dimensiones: 30 x 20cm